lunes, 28 de junio de 2010

Friedrich Froebel, padre de los jardines de infantes. Prospectiva filosófica para la educación.

Friedrich Froebel, padre de los jardines de infantes. Precursor que marcó a fuego el origen de esta experiencia. Observaremos los rasgos de su personalidad que influyeron en su propuesta educativa. Analizaremos su visión romántica de la vida infantil, el valor educativo del juego, el jardín de infantes y los regalos, el trabajo de jardinería, etc.Concluiremos con una mirada desde la prospectiva filosófica y educativa, replanteándonos el presente a la luz del pasado y escudriñando el camino futuro a recorrer.



Nació en Turingia en 1782. Fue empleado forestal y como tal tuvo intensa relación con los bosques. Esto le despertó un profundo amor por la naturaleza. Estudió con interés las ciencias naturales, la matemática y las materias filosóficas. Esto marcó una inclinación científica relacionada con la educación Recibe la influencia de Pestalozzi que marca a fuego su inclinación educadora. Su vocación la puede concretar en 1805, participando en una escuela pestalozziana, trabajando como preceptor privado. Ya en 1816 Funda el Instituto Alemán de Educación. En 1840 funda el JARDÍN DE LA INFANCIA, en Blakenbourg, que era un asilo infantil en donde se atendían niños desamparados, que eran vistos por él, como pequeñas plantas que había que ayudar a crecer y desarrollar, cultivándolas adecuadamente. Tenía un jardín anexo, en el cual cultivaban. Como fruto de la experiencia en el Instituto Alemán de Educación escribe en 1826 un libro llamado La Educación del Hombre. Fallece en 1852.En esta parte propongo analizar varios elementos. En primer lugar la intuición profunda de relacionar a los niños pequeños con el mundo de la naturaleza, y mirarlos en su crecimiento desde allí. Hoy esta relación con árboles y plantas está en gran parte abandonada. Su intuición genial de tener un jardín como anexo, como medio de la formación de los niños en un hábitat natural. Otro rasgo importante es su formación científica, hoy dejada de lado, en parte en la formación de maestras de nivel inicial, y también en parte en la primaria. Sólo países con ciudadanos desarrollados en este punto, prosperarán. Y este avance comienza con la formación de los maestros. El preguntarse desde la filosofía el porqué de las leyes materiales y descubrir desde ella las leyes naturales, interrelacionándose con los seres vivos, es un camino que debemos aprender para poder transmitir. El ser educador lo completó con la fundación de institutos educativos. Plasmó su teoría educativa en la práctica. Muchos maestros pensarán que no tienen suficiente dinero para realizar esa experiencia. Pero lo que a veces no se piensa, es que la unión hace la fuerza. La experiencia de fundar una cooperativa educativa, la he visto en muchos lugares, y hay instituciones y empresas que pueden estar interesadas en esta experiencia. Yo conozco casos e instituciones de este tipo. Los emprendimientos educativos en común son valiosos y posibles. Estas experiencias de Froebel influyeron en Europa, porque vieron que era posible practicar las experiencias educativas que se proponían. Completó su función de educador escribiendo un libro. Hoy puede parecer esto muy distante a muchos maestros. Sin embargo, tomar la experiencia educativa para reflexionar sobre ella, me parece un camino de sabiduría, que lo puede hacer quien quiere hacerse amigo de esta sabiduría, que eso es filosofía. Hoy se puede escribir en blogs gratuitamente y difundir las experiencias valiosas. Es por eso que a mis alumnos del profesorado les enseñó a formar sus propios blogs para comunicarse con los padres en forma orgánica, tener un blog de juegos y contenidos para sus alumnos y comunicarse con sus colegas y público en general, ya que siempre ayuda a los padres el tener lugares de consulta para realizar mejor la educación de sus hijos. Al lector que lo desee, puedo ayudarlo en el tema de la formación de los blogs educativos. Conmigo lo hicieron así, y en una mirada cooperativa, lo que aprendo así lo enseño.

Desde una perspectiva romántica, Froebel, se nutría de la filosofía educativa de Pestalozzi, que proponía que el fin de la educación es el desarrollo del elemento divino que reside en el niño. Se participa de ese elemento divino con fe y amor y hay que ayudar al niño a incorporarse en el ordenamiento ético universal, que el tiene que ir descubriendo.
Froebel valora la unidad del principio de la vida. Descubre un flujo divino que vive en cada cosa, y que todo el universo está unido como un organismo, ya sea la naturaleza exterior orgánica e inorgánica como también la conciencia del hombre.

Creatividad.

El Espíritu Abssoluto que se manifiesta en la naturaleza, es continuamente creativo y establece una ley eterna en todos los seres que forman parte de esa naturaleza. Especialmente esta ley eterna puede ser descubierta en el interior del espíritu humano. Así como se manifiesta en la exterioridad de todo lo que existe, así también se manifiesta en la interioridad del espíritu de la persona. La educación adquiere así el sentido de desarrollar la vida individual del niño para que se unifique con lo absoluto. Se transforma en una actividad espiritual para desarrollar la humanidad en cada persona, estableciendo una comunión con todos los seres. Esta educación es una ACCIÓN, con la cual se realiza, utiliza la FANTASÍA, para colocarse en el lugar de los otros seres y entrar en comunión; se forma como CONCIENCIA en el niño, que así se descubre como imagen de la divinidad y parte de un todo. El individuo se hace persona cuando aprende a constituirse en un centro de relación con todos los seres.

El valor educativo del juego.

El juego es la actividad más característica del niño, en donde conquista la propia autonomía a través del todo. Es en el juego que se revela como creador, porque allí puede actuar y producir. En esta acción de creador, se manifiesta la fantasía como método de aprendizaje. Esta es una etapa de la vida espiritual, y el maestro debe intervenir en ella jugando con el niño. Es la forma de participar en su mundo y de poder intervenir en el proceso educativo. El juego es hacer y entender las cosas espiritualizándolas. La educación en la infancia se debe basar en el juego. Gracias al juego, la educación y la vida en el niño, se unifican.

Los regalos en el jardín de infantes.

El Creador nos ha regalado la vida a todos los seres y nos ha colocado en la exitencia. Al material de juegos, se los llama regalos, porque representan como objetos a la figura de los seres de la realidad, que han recibido el regalo de la vida. En una complejidad creciente, el niño debe descubrir en estos objetos a las figuras de la realidad (pelota, esfera, cubo, cilindro). Objetos y regalos sólidos, con figuras planas, cuadrados, triángulos, líneas, puntos, bastoncitos, pajitas, fichas, botones. Así el niño puede actuar, conocer, aclarar conceptos, y descubrir con alegría el significado simbólico de cada uno de ellos, por ejemplo el cubo, estabilidad, la esfera, movilidad.

El trabajo de jardinería.

Un sentimiento religioso brotó en Froebel, con su experiencia de trabajo en contacto con la naturaleza El expresó que los árboles fueron sus primeros maestros y eso fue lo que transmitión en su enseñanza. La naturaleza es la gran maestra que revela a Dios. Por eso se debe trabajar en el jardín, con la tierra y las plantas, ya sea en forma individual de cada niño, como así también en forma comunitaria. La sociedad se va adquiriendo en el trabajo conjunto. El sentimiento de benevolencia surge del trato y el respeto con los seres vivos.

Dibujos, Canciones y Cursillos.

En la misma línea de la fantasía como forma de conocer, el dibujo plasma los seres de la realidad en un papel o donde sea, y permite que a través de la fantasía, me acerque a ese ser, entre en comunión con él. Con la canción espiritualizo lo que voy descubriendo con la acción e interiorizo mis relaciones con otros seres. Sirve para fijar en la memoria como recuerdo la experiencia del aprendizaje. Con mentalidad científica, práctica y eficaz, también planteó cursillos, sobre cosas, imágenes, etc para lograr los objetivos propuestos y enseñar a los niños a disciplinarse con metas y en el deseo de alcanzar lo esperado.

Continúo con la prospectiva filosófica en la línea de mejorar la práctica educativa, desde un replanteo humano y nacional del acto de educar como comunidad.
Es notablemente conmovedor, que este hombre precursor, quisiera realizar su experiencia educativa entre los niños más carenciados y solos del asilo de Blakenbourg. Esto demuestra que la calidad educativa se consigue también en las condiciones más difíciles, y es justamente en esa dificultad, que se hace brotar lo mejor de uno que aquilata la fortaleza para seguir con la misión de educar. La perfección en el arte de educar, que las personas y los grupos, alcancen la estatura humana que pueden lograr, y no los estándares que se propongan desde afuera.
En el plano personal, por muchos años quise "enterrar" mi vocación docente caminando con los más pobres y heridos de entre los niños, jóvenes y adultos, aún a costa de no ser visto o valorado, porque es el amor que se brindan los que caminan juntos, el mejor premio y excelencia para el que educa. Pero hoy apunto el arco y la flecha hacia la meta de dirigir al corazón de maestros, profesores y otros educadores que no son de colegio, sino de vida, esa flecha que lleva un corazón ardiente y justo que aprenda y sepa construir una civilización más humana.
La intuición genial de Froebel de trabajar en un jardín anexo, la relación del niño con la naturaleza, y verlos como plantas que crecen, anticipa y propone el trabajo en favor de la ecología, respondiendo así al signo de los tiempos. Valoremos que esto se producía en pleno surgimiento de la revolución industrial en Europa. Ayer como hoy debemos trabajar en la línea de la comunión con la naturaleza y la humanización del hombre, tal como lo plantea la película Avatar, la cual utilizo mucho para hacer tomar conciencia de esta temática.
La educación por la acción no está muy difundida, se está replanteando por la educación solidaria y como aprendizaje significativo, pero no está incorporada al currículo educativo como parte necesaria del proceso de aprendizaje. Debe ser incorporada para que sea una educación completa. Recordemos que a la teoría, tal como la entendían los griegos, se llegaba por la reflexión y por la praxis, luego de ir relacionando todo lo que se iba estudiando. La acción demuestra que se ha comprendido lo que se reflexionó.


Julio Daniel Nardini

Follow leonidascon300 on TwitterCompartir en Facebook con mis amigosCompartirHAGA CLICK EN ETIQUETA Y VERÁ TODAS LAS ENTRADAS RELACIONADAS CON EL TEMA.