viernes, 8 de mayo de 2009

Marco Teórico del Programa de Filosofía para Niños

Origen del Programa
El Programa de Filosofía para niños, surge a partir de la experiencia del Prof. Matthew Lipman, que desde sus cátedras de Filosofía en la
Universidad de Columbia, EE UU, se plantea la necesidad de acercar la filosofía a los niños y adolescentes, como herramienta para el
desarrollo de su pensamiento crítico.




En 1968, escribe su primera novela filosófica: "El descubrimiento de ARI" (Aristóteles) y comienza a
realizar la puesta en práctica de su proyecto de trabajo a partir de la misma en una escuela de los suburbios de New Yersey, con un séptimo
grado heterogéneo. Por razones prácticas, decide trabajar su novela por capítulos (eran 17) y discutir a partir de la lectura de los mismos en
diferentes clases, dos veces por semana. Antes de comenzar se les tomó a los alumnos el test California de madurez mental (de razonamiento
lógico) dividiendo al azar el grupo de 40 alumnos en dos de 20, uno para aplicar la experiencia y otro como grupo de control a cargo del
profesor de Ciencias Sociales. En semanas de comenzada la puesta en marcha de la misma, cita Lipman "se había avanzado en dos años en
su edad mental". Las conclusiones a partir de la investigación giraron en torno a la necesidad de generalizar la experiencia a las otras áreas de
aprendizaje, de reforzar los cambios logrados y dar estructura didáctica al trabajo desarrollado para que pueda ser aplicado por otros
docentes.
Cuatro años más tarde creó con Ann Sharp el Instituto para el Desarrollo de la Filosofía para Niños ( Montclair State University, New Jersey)
desde donde comenzaron a publicar libros y manuales para docentes. El programa se fue aplicando en otros países: Polonia, Rumania,
Bulgaria, Holanda, Rusia, España, Australia, y en 25 años se generalizó su implementación en más de 30 países.
El Programa de Filosofía para Niños en Argentina
En 1989 Gloria Arbonés ( hoy Directora del Centro Argentino de Filosofía para Niños de Argentina) se conecta con el tema en España , en
un Congreso de Pedagogía Operatoria de Barcelona. Ya en Argentina, comienza a aplicar el programa con sus alumnos, recibiendo el apoyo
de otros Centros del mundo (especialmente el de Brasil) intercambiando con ellos experiencias e información. En 1992, profesores de
Filosofía de la UBA, se relacionan con ella para conocer el trabajo realizado. Surge así un Taller intensivo realizado en 1993, e
inmediatamente se crea el Centro Argentino de Filosofía para Niños y comienza un proyecto de investigación sobre el tema en el Instituto de
Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Hoy, disgregados los grupos fundacionales, sigue funcionando el Centro Argentino
de FILOSOFÍA para NIÑOS. En el Programa"Los Profesores y la UBA" del Instituto Ricardo Rojas se reúnen actualmente ,algunos de los
fundadores del Centro para dictar cursos y seminarios sobre la aplicación de los programas.
Supuestos y Fundamentos Teóricos del Programa
Los objetivos del Programa de Filosofía para niños, son enumerados por Ann Margaret Sharp, colaboradora de Lipman y pueden
sintetizarse en:
* promover el sentido de comunidad como preparación para una sociedad democrática.
* cultivar las habilidades de diálogo, cuestionamiento, investigación reflexiva y del buen juicio.
Lipman destaca el objetivo de
· promover el pensamiento crítico, creativo ( propio de la creación artística) y el pensar cuidante ( ligado a las emociones,
pensamiento “afectivo”).
El enfoque en que se basa el Programa del “pensamiento crítico” se fundamenta en la psicología cognitiva, Las raíces
teóricas , según el autor del programa, se relacionan con el pensamiento de John Dewey (1859-1952) que es considerado como el fundador
del movimiento del pensamiento crítico, en quien confluyen el idealismo, el pragmatismo filosófico y la psicología funcionalista.
Si apelamos a la fuente, el mismo Dewey sostiene que “la mejor manera de pensar, se denomina pensamiento reflexivo, es decir el tipo
de pensamiento que consiste en darle vueltas a un tema en la cabeza y tomárselo en serio con todas sus consecuencias”. “Las fases del pensamiento
reflexivo, implican: 1) un estado de duda, de vacilación, de perplejidad, de dificultad mental, en la que se origina el pensamiento. 2) un acto de
busca, de caza, de investigación, para encontrar algún material que esclarezca la duda, que disipe la perplejidad.” “La naturaleza del problema
determina la finalidad del pensamiento y la finalidad controla el proceso de pensar”. ( Dewey, John, Cómo pensamos, Nueva exposición entre
pensamiento y proceso educativo”, Bs As, Paidós, 1989.)
Desde otra fuente, el programa de Matthew Lipman, ha tenido también influencia piagetiana, así lo afirma Ann M. Sharp
invitada junto con Lipman al Primer Seminario Sudamericano de Filosofía para Niños organizado por el Centro Argentino de Filosofía para
Niños, en Buenos Aires ( abril de 1994).
CONTENIDO DEL PROGRAMA DE FILOSOFÍA PARA NIÑOS.
Los conceptos básicos de este programa se relacionan con la comunidad de cuestionamiento e indagación y los
comportamientos que la misma desarrolla.
La comunidad de indagación:
Es definida por Ann Sharp como comunidad que cultiva las habilidades del diálogo, cuestionamiento, investigación reflexiva y el
buen juicio. La característica esencial de la misma es el diálogo cooperativo con la intervención razonada de todos sus participantes. Con el
tiempo y la práctica se incorporan al diálogo consideraciones epistemológicas, lógicas, estéticas, éticas, sociales y políticas.
El docente en esta comunidad tiene un doble rol: coordina los procedimientos lógicos, a la vez que filosóficamente se
transforma en un miembro más de la comunidad de investigación. Los alumnos aprenden a objetar razonamientos débiles y a construir
razonamientos fuertes, a aceptar sus responsabilidades como participantes y la opinión de los demás, practicando el arte de realizar buenos
juicios .
Comportamientos Cognitivos y Sociales
En una comunidad de cuestionamiento e investigación tienen lugar, según Ann Sharp ( "La otra educación", Bs As, Manantial, 1996) el
aprendizaje de habilidades, procedimientos y estrategias propios de la indagación filosófica.
Comportamientos Cognitivos:
Son clasificados en tres rangos:
1.- Razonamiento e indagación.
2.- Formación de conceptos.
3.- Construcción de sentido.
1.- Razonamiento e indagación
Son considerados indicadores o estrategias cognitivas de razonamiento e indagación:
· dar y pedir buenas razones.
· hacer buenas distinciones y relaciones.
· realizar inferencias válidas.
· hacer predicciones, formular y probar hipótesis.
· generalizar y usar analogías (razonamiento inductivo).
· dar contra-ejemplos.
· detectar supuestos.
· usar y reconocer criterios.
· plantear buenas preguntas.
· formular y usar criterios.
· inferir consecuencias.
· reconocer falacias lógicas.
· detectar ambigüedades y vaguedades.
· ser relevantes.
· definir juicios.
· buscar clarificación.
· explicitar implicancias.
· percibir relaciones.
· hacer buenos juicios.
· formular analogías.
· ser sensibles al contexto.
· ofrecer puntos de vista alternativos.
· construir lógicamente sobre las contribuciones de los otros.
2.- Formación de conceptos:
La comunidad de investigación aborda y cuestiona conceptos filosóficos polémicos y problemáticos tales como lo justo, lo verdadero, lo
bueno, la amistad, la belleza, el espacio, el tiempo, personas, reglas, derechos, obligaciones, libertad, identidad, mente, conocimiento etc. Los
conceptos son trabajados en las clases, a partir de los cuentos y novelas, con el aporte de las sugerencias y ejercicios de manuales para el
profesor, cuyo autor es Lipman.
3.- Construcción de sentido:
Comprende las estrategias que la comunidad de indagación emplea para tratar de dar sentido a lo confuso y desconcertante. La herramienta
primaria para construir sentido es el diálogo, estableciendo conexiones y puentes entre lo que no ha sido comprendido y lo que sí y
evaluando los procesos de razonamiento e indagación llevados a cabo en la clase.
Comportamientos Sociales:
· escucharse unos a otros.
· apoyarse unos a otros ampliando y corroborando puntos de vista.
· someter las opiniones propias y ajenas a la investigación crítica.
· dar razones para apoyar u oponerse a la opinión del otro.
· tomar en serio las ideas de los otros, respondiendo y alentando a que cada uno exprese sus puntos de vista.
· cuidado hacia los miembros de la comunidad.
· ser abierto ante la posibilidad de cambiar sus opiniones.
· voluntad de ser transformado por el otro.
· desarrollo de la confianza .
· desarrollo de la autonomía y la autoestima.
· capacidad de auto corrección.
· flexibilidad intelectual.
· tolerancia.
· visión de conjunto.
· respeto por los otros.
La comunidad de cuestionamiento e indagación inicia al alumno en un proceso de comunicación. El punto de partida es la investigación (no
el resultado final).
La comunidad de indagación (según la autora) constituye una praxis, acción reflexiva-comunitaria, una manera de actuar en el mundo. Es un
medio para la transformación personal y moral de los participantes, logrando un progresivo abandono del subjetivismo, del aislamiento social
e intelectual.
Metodología
El Programa de Lipman se desarrolla utilizando la herramienta dialógica a través de la discusión en la comunidad de indagación (cada grupo
de clase) sobre los contenidos filosóficos que se desprenden de cuentos y novelas escritos para tal fin. Así lo expresa Ann Margaret Sharp
(1994) " Lo que hicimos nosotros es escribir una serie de novelas, tratando de eliminar todo el campo técnico de la filosofía, la jerga
filosófica, en otras palabras, usando palabras cotidianas. Y mirar hacia las diferentes ramas de la filosofía, relacionándolas con nuestra
experiencia."
Los autores del Programa, llaman Curriculum de Filosofía para Niños, a los cuentos y novelas escritos para tal fin, que se aplican según las
edades: por ejemplo, para los comienzos de la E.G.B: proponen el cuento "ELFI", para 1º y 2º grado, que se centra en las distinciones . Otra
historia, para 3º grado: "KIO Y AGUS", trata el mundo de la naturaleza, la importancia de mejorar y enriquecer nuestras percepciones, llegar
a entender el mundo de las estrellas, de los animales, de los ríos.
Con respecto al NIVEL INICIAL, Ann Sharp diseñó un programa para pequeños de 3 a 5 años, llamado "HOSPITAL DE MUÑECOS",
donde se ven las conductas necesarias para llevar a cabo en una comunidad de indagación, qué quiere decir realmente escuchar a otra
persona, qué es dar una razón, cómo distinguir entre una buena y una mala razón. También aborda conceptos como: qué es una elección, qué
es un amigo, cómo me doy cuenta que alguien me ama, qué pasaría si el tiempo fuera atrás, qué es lo que llaman muerte. . Lipman, sin
embargo, aconseja el uso de ELFI , para lo que él llama preescolar (5 años) extendiéndolo su aplicación hasta los 7 años.
Cada una de las novelas citadas cuenta con un Manual para el Profesor que contiene sugerencias metodológicas y gran número de planes de
discusión para ser aplicados sobre los temas de indagación que surjan a partir de las novelas. Todo este material ha sido traducido al
castellano (español).
El Centro Argentino de Filosofía para Niños (UBA) sin embargo desaconseja el uso de Hospital de Muñecos en el Nivel Inicial y sintetiza el
trabajo con las novelas de Lipman (que han traducido al castellano (argentinizado) tanto las mismas como los Manuales para el Profesor) :
KIO Y AGUS, de 1º a 3º grado.
PIXI, de 3º a 5º grado.
ARI, de 5º a 7º grado.
LISA para adolescentes.
Proponen, asimismo la búsqueda de otros cuentos y novelas para el abordaje filosófico. Este centro realiza tareas de selección bibliográfica, y
han comenzado a utilizar en las clases destinadas al Nivel Inicial los cuentos de "Cosas y palabras", de la chilena Olga Grau Duhart que
escribe, selecciona, traduce y adapta diversos cuentos, realizando también propuestas metodológicas para su tratamiento..
Metodología de las Clases
Si bien la clase de Filosofía para Niños, tiene momentos claramente identificados, la puesta en marcha del Programa supone el trabajo previo
con contenidos como: aceptación y respeto por el otro, valoración por los aportes del otro, valoración del diálogo para comunicarse, respeto
por las opiniones de los demás, respeto por el turno de hablar, defensa de las propias opiniones ante pares y adultos, etc.
Estas actividades previas, que se hacen necesarias para la puesta en marcha de las clases de Filosofía, se proponen lograr el respeto de
consignas que indican: turno al hablar, momento de preguntar , de responder y dar razones, ya que toda afirmación realizada debe tener una
razón lógica, que será el docente como coordinador de la clase, quien debe estimular al niño a buscarla. Para establecer estas reglas se usan
diferentes recursos: en las salas de los más pequeños, dos muñecos o gráficos con dos imágenes distintas (pueden ser dos caras, con distinto
gesto). En las salas de 5 años pueden usarse palabras o letras: P para preguntar, R para dar razones, V para decir pruebas que puedan
demostrar la verdad de lo afirmado, E para dar ejemplos.
Para poner en marcha estas actividades previas, se dialoga sobre propuestas de los chicos, tomado algún suceso significativo de la sala
(discriminación, compartir, etc) ó proponiendo como estrategia didáctica planes de discusión.
Ejemplo de Actividades Preliminares
( Ejemplo del libro "¿QUÉ ES LA FILOSOFIA PARA NIÑOS?")
Actividad Nº 3:
Apellido
Materiales :
Pelota y tarjetas con el apellido de cada niño.
Procedimiento :
En la mitad del círculo se deberán ubicar las tarjetas con el apellido para abajo, esto lo realizará la docente, luego le preguntará si a alguno le
gustaría levantar una tarjeta. El niño levantará la tarjeta dirigiéndose hacia la docente y se la mostrará, ésta la leerá en voz alta. Luego
preguntará de quién es la tarjeta y el niño se la entregará a quien corresponda, para luego volver a sentarse. Esto se realizará varias veces
hasta completar el círculo.
Cuando tengan sus tarjetas la docente puede preguntar por ejemplo: ¿ Qué quiere decir apellido ? sin intentar llevarlos a la respuesta, pero sí
poder comprobar hasta donde llega su comprensión en este tema.
Otras preguntas podrían ser: ¿ hay alguien más que tenga el mismo apellido que vos ?; ¿ puede alguien no tener apellido ? .
La pelota o elemento similar se arroja a quien se la concede la palabra.
Planes de Discusión Filosófica
Un Plan de discusión filosófica consiste en un grupo de preguntas que generalmente giran en torno de un único concepto, relación o
problema. Las preguntas forman una serie en la cual cada una se construye sobre la precedente (plan acumulativo) o pueden formar un
círculo alrededor de un tema, de manera tal que cada pregunta lo enfoque desde un ángulo diferente (plan no-acumulativo).
Ejemplos:
PLAN DE DISCUSÓN : (para niños de E.G.B.)
¿TODO TIENE UNA HISTORIA DE CÓMO SUCEDIÓ?
Plan Acumulativo:
1. ¿ Tiene una historia tu escritorio?
2. ¿ Tiene una historia el edificio de tu escuela?
3. ¿ Tiene una historia tu casa?
4. ¿ Tiene una historia tu familia?
5. ¿ Tiene una historia tu calle?
6. ¿ Tiene una historia tu ciudad?
7. ¿ Tiene una historia el Obelisco?
8. ¿ Tiene una historia la Argentina?
9. ¿ Tiene una historia el mundo?
10.¿ Puede una historia tener una historia?
El Plan se aplica con las preguntas que va formulando el docente. De acuerdo a las intervenciones de los chicos, y cómo va se organizando el
diálogo, se realizan las otras preguntas del plan, con la posibilidad de saltear algunas para seguir el hilo de los razonamientos.
Plan de Discusión: Libertad.
Plan No Acumulativo.
Para contestar SI, NO y POR QUÉ.
1. ¿Somos libres si nadie nos dice cómo vivir?
2. ¿Somos libres si vivimos de acuerdo a nuestras propias reglas?
3. ¿Somos libres cuando nada obstaculiza lo que queremos hacer?
4. ¿Somos libres si creemos que somos libres?
5. ¿Somos libres cuando podemos hacer lo que creemos que es lo mejor?
6. ¿Somos libres si tenemos buena salud?
7. ¿Somos libres si somos inteligentes?
8. ¿Somos libres solamente cuando todos somos libres?
9. ¿Somos libres si somos nosotros mismos?
10.¿Somos libres cuando se combinan las afirmaciones anteriores?
Planes de Discusión para el Nivel Inicial.
DE LA NOVELA "HOSPITAL DE MUÑECOS" DE ANN SHARP.
EL NOMBRE:
1. ¿Todos tenemos nombre?
2. ¿Cuál es tu nombre?
3. ¿Quién te lo puso?
4. ¿Cómo te llaman?
5. ¿Te gusta tu sobrenombre? ¿Por qué?
6. ¿Tu muñeca / o tiene nombre? ¿Cuál?
7. ¿Por qué lo llamás así?.
Hasta aquí los alumnos responden uno por uno cuando reciben un muñeco, un pompón o cualquier otro elemento que se utilice como
consigna para hablar.
8. ¿Todas las cosas del mundo tienen nombre? (ejemplo)
9. ¿Quién se los dio?
10 ¿Las cosas misteriosas tienen nombre? (ejemplo)
11. ¿Quién se los dio? ¿Por qué? (razón)
Este grupo de preguntas las contesta el alumno que desea (por turno cuando recibe la consigna de hablar) Deben darse ejemplos y razones
cuando son solicitadas, utilizando recursos como un gráfico, cartel o consigna establecida previamente.
Plan de Discusión: ¿Qué es Real?
1. Si podés tocar algo, ¿es real? Da un ejemplo.
2. Si podés ver algo, ¿es real? Da un ejemplo.
3. Si podés oler algo, ¿es real? Da un ejemplo.
4. Si podés oir algo, ¿es real? Da un ejemplo.
5. Si podés comer (saborear) algo, ¿es real? Da un ejemplo.
6. Si podés soñar con algo o con alguien, ¿es real? Da un ejemplo. ¿Por qué?
7. Si podés leer sobre algo, ¿es real? Da un ejemplo.
8. Si podés desear algo, ¿es real? Da un ejemplo. ¿Por qué?
9. Si podés jugar a algo, como a ser doctor, ¿es real? Da un ejemplo. ¿Por qué?
Estos planes de discusión como los presentados a manera de ejemplo, son muy numerosos y están pensados para cada contenido filosófico
que se desprende de los capítulos de las novelas o cuentos. Tienen, por tanto, la posibilidad de ser aplicados en actividades previas o durante
el desarrollo del curriculum del Programa, a criterio del docente coordinador de la clase de Filosofía para Niños.
La Clase de Filosofía para Niños
Los autores aconsejan dar la clase (algunos la llaman sesión) de Filosofía como tal, una o dos veces por semana con grupos no mayores de 15
niños, para lo cual las instituciones con grupos más numerosos buscarán las estrategias para subdividirlos apoyándose (por ejemplo) en los
profesores especiales, planificando y compartiendo horarios con ellos.
Momentos de una Clase de Filosofía para Niños
1.- Actividad Preliminar:
Se trata de una actividad planificada para disparar la discusión, poner en clima sobre el tema y generar la predisposición al trabajo. Debe ser
breve y luego retomarse en la discusión, para que no resulte incoherente con el resto de la clase. Por ejemplo: si se trata de iniciar con un
cuento puede hacerse cerrar los ojos y pensar quién nos cuenta (o contaba) cuentos y qué sentimos en ese momento. Luego se pone en común
estas vivencias, a las que seguramente se volverán en el diálogo posterior.
2.- Disparador:
Es la lectura, narración de un capítulo de un cuento o novela (acorde la edad) sobre el que se realizarán los cuestionamientos filosóficos.
Puede también utilizarse a tal efecto una película o video. (La propuesta del Programa, contempla sólo el uso de las novelas citadas,
previamente seleccionadas por edades)
La metodología para niños no lectores, consiste en narrar o leer expresivamente el cuento por parte del docente. Para niños lectores, la lectura
se realiza entre todos, sentados en círculo, cada uno va leyendo hasta el próximo punto y aparte.
3.- Agenda y Discusión Filosófica:
A continuación de la lectura o narración del cuento, se comienza a trabajar el diálogo filosófico como momento central de la clase. Se
proponen distintas estrategias para su desarrollo: la realización de una agenda, escribir palabras significativas del cuento para los
participantes, o utilizar un Plan de discusión.
a) Realización de una agenda.
Con una consigna, que puede retomarse del contenido de la actividad preliminar, se propone a los participantes de la comunidad de
indagación la formulación de preguntas que consideren centrales o interesantes y que tengan que ver con el cuento. Estas preguntas se
escriben en el pizarrón, con número y nombre de quién la formula, señalando de qué lugar del texto surgió ( Se pone en práctica aquí la
capacidad de preguntarse, de cuestionar, de expresar dudas o formular hipótesis ) A continuación, a partir del mismo grupo, se jerarquizan y
seleccionan las preguntas. La comunidad decide comenzar la discusión por una de ellas, que resulte relevante respecto del texto en cuestión.
Luego de esta selección comienza la verdadera tarea de la comunidad de indagación:: el diálogo filosófico. Este diálogo tiene dos
dimensiones: una cognitiva, cuyo objetivo es construir el conocimiento cooperativamente, trabajando las habilidades cognitivas citadas
anteriormente ( no debe centrarse en discutir opiniones ) y una dimensión psicológica, ya que los textos apelan a vivencias propias de los
alumnos (si bien no es el propósito central de la discusión). También se trabajan aquí las competencias sociales ya enumeradas.
El rol del docente, coordinador de esta discusión, es fundamental para que la misma sea verdaderamente filosófica. Debe formular preguntas
orientadoras, disparadoras, a los efectos de orientar la discusión hacia la pertinencia, la calidad esperable, la escucha de las ideas filosóficas,
detectarlas y retomarlas con claridad para que el grupo las debata, el ayudar a descubrir falacias en los razonamientos, a arribar a juicios
lógicos, son tareas del coordinador; por cierto nada fácil en la puesta en práctica, lo que requiere experiencia y conocimientos filosóficos
elementales.
La otra dimensión en estas actividades de coordinación se refiere a la distribución equitativa de la palabra, la moderación e intervención en
discusiones, la estimulación a los más callados para que emitan sus opiniones.
b) Otra modalidad similar a la AGENDA, es la de escribir palabras que los participantes consideren importantes o sugerentes respecto del
texto leído o narrado. Se selecciona grupalmente una o dos, relacionándolas y a partir de ellas comienza la indagación con las mismas
características de la agenda.
c) El Plan de discusión se puede comenzar con la agenda de preguntas o palabras disparadoras y aplicar un plan de discusión cuando resulte
necesario a criterio del coordinador. Esto no descarta, sin embargo, la posibilidad de la sola aplicación de los planes en algunas clases si se
detecta que la discusión se ha empantanado y no resulta filosófica.
4. Evaluación
En este momento se evalúan en cada clase diferentes aspectos: puede evaluarse: la profundidad de la discusión filosófica, la claridad, si se
descubrieron supuestos, si se dieron razones, o la participación de los integrantes del grupo: si participaron todos, cómo fue la relación
durante la discusión, etc.
Para realizar esta evaluación se sugiere el uso de estrategias pertinentes a la discusión, con material concreto (por ejemplo reproducciones de
obras artísticas: pinturas, esculturas, grabados, gráficos realizados especialmente, frases o fragmentos literarios). El propósito de este material
es que la evaluación no se centre en lo cualitativo, en juicios de valor, que no se personalice sino que se pueda transferir sobre imágenes o
textos el proceso y / o producto de la discusión realizada.
Ofrecemos esta información que hemos recopilado sobre Filosofía para Niños, para su lectura como actividad preliminar para la
investigación y su tratamiento. La inquietud de indagar sobre el tema surgió en las reuniones del proyecto de Agentes Multiplicadores
Asimismo, algunos Jardines de Infantes ya han integrado estas propuestas a sus PEI (con los que puede realizarse intercambio de
experiencias). Esta propuesta resulta una posible estrategia para ser llevada a la práctica luego del proceso necesario de investigación
bibliográfica, reflexión e intercambio del equipo docente. Abrimos la posibilidad de iniciar con Ustedes este camino.
Lic. Susana González. Prof. Delia Méndez
Asesora Pedagógica Directora de Educación Inicial
Fragmentos del Trabajo "Manual de Filosofía para Niños"
Registro en la D.N.D.A. Nº 125986 / 98.
Bibliografía
* Apuntes de cátedra del Curso "Filosofía con Niños", UBA, Instituto Ricardo Rojas, Programa la UBA y los Profesores, 1998.
* Centro de Filosofía para Niños, Argentina "Filosofía para Niños", Bs As, Oficina de publicaciones del CBC, UBA, 1997.
* Cuentos y Manuales del Programa de Lipman, Ediciones LA Torre, Madrid, 1992 a 1997.
* Cuento y manual "Hospital de Muñecos" de Ann Sharp, traducción del ingles.
* Grau Duhart, Olga, "Cosas y palabras", Santiago de Chile, Librería San Pablo, 1995.
* Kohan, Waksman, "¿Qué es Filosofía para niños?, Bs As, Oficina de Publicaciones del CBC, UBA, 1997.
* Lipman, Matthew, Sharp, Ann y Oscanyan,F, "La Filosofía en la aula", Madrid, Ediciones La Torre, 1992.
* Nassif, Ricardo, "Dewey. Su pensamiento pedagógico", Bs As, CEAL, 1969.
* Splitter, Laurance, y Sharp, Ann " La otra educación", Bs As, Manantial, 1996.


Follow leonidascon300 on Twitter
Compartir en Facebook con mis amigos
Compartir


HAGA CLICK EN ETIQUETA Y VERÁ TODAS LAS ENTRADAS RELACIONADAS CON EL TEMA.